Gestionar un Equipo vs. Liderar un Equipo

En el ámbito de gestión de proyectos, a menudo se utilizan indistintamente los términos «gestionar» y «liderar» un equipo.

Sin embargo, estos conceptos implican enfoques y habilidades distintas que afectan significativamente el rendimiento y la cohesión del equipo.

En el artículo de hoy, os comento las diferencias fundamentales entre gestionar y liderar un equipo, acompañadas de ejemplos prácticos:

Gestionar un Equipo

Gestionar un equipo se refiere al proceso de supervisar y coordinar las actividades y tareas del equipo para asegurar que se cumplan los objetivos establecidos.

Los gestores se centran en la planificación, la organización y el control de los recursos y procesos.

La gestión implica asegurar que el equipo tenga lo necesario para realizar su trabajo, como herramientas, información y apoyo técnico.

Ejemplo: Gestión de un proyecto IT

Un gerente de proyectos de TI que gestiona un equipo para desarrollar una nueva aplicación se centrará en crear un cronograma detallado, asignar tareas específicas a cada miembro del equipo y monitorear el progreso de cada tarea.

Este gerente revisará regularmente el trabajo, resolverá problemas técnicos y garantizará que los plazos se cumplan.

La gestión se basa en el seguimiento de métricas y el aseguramiento de que los recursos se utilicen eficientemente para alcanzar los objetivos del proyecto.

Liderar un Equipo

Liderar un equipo implica inspirar, motivar y guiar a los miembros del equipo para alcanzar su máximo potencial.

Los líderes se enfocan en el desarrollo personal y profesional de los individuos del equipo, fomentando un ambiente de colaboración, confianza y compromiso.

La influencia de un líder proviene de su capacidad para conectar emocionalmente con el equipo y alinear sus esfuerzos con una visión compartida.

Ejemplo: Un director de marketing inspirador Un director de marketing que lidera un equipo para lanzar una campaña innovadora buscará inspirar a los miembros del equipo compartiendo una visión apasionante del proyecto y fomentando la creatividad. 

Este líder incentivará la participación activa de todos, valorará las ideas diversas y promoverá un ambiente en el que cada miembro se sienta valorado y empoderado.

A diferencia del enfoque de gestión, el liderazgo aquí se centra en la motivación y el desarrollo del equipo, más allá del cumplimiento de tareas específicas.

Diferencias Clave

1. Enfoque en las Tareas vs. Enfoque en las Personas

  • Gestión: Se centra en tareas, procesos y resultados. Los gestores aseguran que los objetivos se cumplan mediante la organización y el control de las actividades diarias.
  • Liderazgo: Se centra en las personas. Los líderes inspiran y motivan a los miembros del equipo, fomentando su crecimiento personal y profesional.

2. Control vs. Influencia

  • Gestión: Involucra el control de los recursos y la supervisión de las actividades del equipo para asegurar el cumplimiento de los plazos y los estándares de calidad.
  • Liderazgo: Se basa en la influencia y la creación de un ambiente de confianza y colaboración. Los líderes guían al equipo hacia una meta común a través de la inspiración y el ejemplo.

3. Estructura vs. Flexibilidad

  • Gestión: Implica una estructura clara, con roles y responsabilidades bien definidos. Los gestores crean y mantienen sistemas y procesos para garantizar la eficiencia.
  • Liderazgo: Fomenta la flexibilidad y la adaptación. Los líderes están dispuestos a cambiar de rumbo según sea necesario y a apoyar la innovación y la creatividad.

4. Resolución de Problemas vs. Desarrollo de Capacidades

  • Gestión: Se centra en identificar y resolver problemas que afectan el progreso del proyecto. Los gestores abordan desafíos inmediatos y mantienen el enfoque en los resultados.
  • Liderazgo: Se enfoca en el desarrollo de las capacidades del equipo a largo plazo. Los líderes promueven el aprendizaje continuo y el desarrollo de habilidades que beneficien tanto a los individuos como al equipo en su conjunto.

Conclusión

Mientras que gestionar un equipo implica supervisar y coordinar tareas para alcanzar objetivos específicos, liderar un equipo va más allá, inspirando y motivando a las personas para que alcancen su máximo potencial y trabajen juntos hacia una visión común.

Ambos roles son esenciales para el éxito de un equipo, y la combinación efectiva de gestión y liderazgo puede llevar a resultados sobresalientes.

También te podría interesar…

 

Alejandro Pérez, PMP, PMI ACP, PM²

Por favor, ayuda a difundir estos contenidos:
💬 Comparte tu opinión y deja tu comentario
👌 Pulsa «Like / Recomendar»
⏭️ Difunde y comparte entre tus contactos

 

La entrada Gestionar un Equipo vs. Liderar un Equipo aparece primero en CEOLEVEL.



Fuente: Ceolevel (Gestionar un Equipo vs. Liderar un Equipo).