Amazon lanza su propia marca de vino: La estrategia comercial del gigante

Hace un par de días saltaba la noticia en Alemania. Amazon, el gigante de los Marketplaces, se lanzaba a la aventura en el mundo del vino. Hasta el momento, y de cara a testear esta oportunidad, Amazon solo lanzará el experimento en Alemania.

Lo hará por medio de seis tipos diferentes de vino, desde un Merlot, un Cardonnay, un Grenaché, un Pinot Grigio, hasta un Fornfelder o un vino de Riesling. Los consumidores alemanes podrán elegir cualquiera de estos vinos por un precio que ronda entre los 15 y los 20€. Puedes consultar la lista de vinos ofrecidos aquí.

¿Por qué se lanza Amazon a esta aventura?

Para escudriñar la estrategia comercial del gigante “de la A a la Z”, El primer paso es preguntarse cuál es la razón por la que Amazon se decide a entrar en el mundo de los vinos, y por que realiza la prueba en Alemania. La respuesta a la primera pregunta es de perogrullo y se puede contestar con un dato: El consumo mundial de vino en 2018 asciendió a 246 millones de hectolitros y está experimentando una evolución constante desde 2014. Un mercado lo suficientemente grande, con una evolución positiva y unas expectativas lo suficientemente aceptables como para que un líder como Amazon no esté involucrado..

En segundo lugar, vamos a responder la pregunta de por que Amazon decide realizar esta prueba piloto en Alemania.

Alemania es uno de los mayores importadores de vino del mundo. La producción vinícola alemana ha ido en aumento desde hace varios años y le ha llevado a alcanzar en el 2017 el puesto de primer país importador en volumen y el tercer puesto en el ranking mundial de importadores de vino en valor. El país germano ocupó en 2017 el tercer puesto en el ranking mundial de importadores de vino en valor con 2.487 millones de euros. Además, fue también el primer país importador en volumen con una cifra de 14,69 millones de hl, lo que supone un 14,5% del volumen total del mercado. Alemania consume mucho más vino del que produce. Unas líneas las anteriores que han debido de gustar en Amazon.

¿Conclusión? Con estos datos, sumados a los datos crecientes de consumo de los ciudadanos alemanes en canal e-commerce podemos responder a las dos primeras preguntas, para Amazon existe un mercado y una buena oportunidad.

¿Cuál es la estrategia comercial de Amazon para establecerse en un mercado?

Esta estrategia no es nada nueva para Amazon, y lo ha venido haciendo desde los últimos años, específicamente desde el 2007 en el cual Amazon lanzaba su primer producto de marca blanca, el archiconocido lector de libros electrónicos Amazon Kindle.  Después de esta exitosa primera prueba, le siguieron otras en diferentes verticales, y se instauró en la compañia de Jeff Bezos la estrategia del desarrollo de mercado por medio de la penetración en diferentes verticales con marcas propias.

La estrategia seguida sigue siempre el mismo patrón. En primer lugar se detecta el mercado y la oportunidad. No olvidemos que Amazon antes que un Marketplace, es una inmensa maquina de datos de tendencias de consumo. Amazon conoce exactamente que se está vendiendo, cuanto se está vendiendo, las tendencias de crecimiento del mercado, la tipología de cliente que lo compra y los precios a los que se venden. Son datos que son absoluto oro y cualquier empresa pagaría desorbitantes cantidades de dinero por tenerlas.

Si le sumamos a tener esos datos ser en canal de distribución online más grande del mundo occidental, la ecuación es igual a jugada perfecta, lo que es igual a el valor de Amazon. Imagínense. En segundo lugar se comienza con un periodo de testing o prueba geográficamente localizada en puntos con interés para que el gigante teste el comportamiento del consumidor. De este testeo, lógicamente se sacan numerosos aprendizajes o insigths que se aplican y sirven a Amazon para implantar su producto en el resto de mercados.

En este artículo no entraremos en las prácticas de la compañía de Seattle con las que posiciona sus productos dentro del MarketPlace ni como ha definido el algoritmo para darles un lugar privilegiado a sus productos. Esto da para otro artículo y algunos incluso argumentarían que para una investigación judicial.

¿Con qué marcas lo ha hecho hasta ahora?

Amazon empezó su estrategia de implantación de marca propia en productos en los que para los consumidores la marca no tuviera un peso diferencial con tal de que el producto funcionase. Empezó con las Kindle, y se pasó a las pilas de litio, con un éxito contrastado.

Actualmente Amazon cuenta con más de 140 marcas propias en verticales tan diferentes como: Alimentación, textil, mobiliario, calzado, productos para mascotas, electrónica, vídeos, contenido, juguetes, papelería, cafetería , vitaminas y suplementos…y un largo etc.

Sin duda todas ellas implantándose con mayor o menor grado de éxito. En este enlace puedes ver algunas de las marcas propias de Amazon, y también de marcas Exclusivas para Amazon.

En el caso de el artículo que nos ocupa, parece que Amazon quiere bebérselo todo…¿Y vosotros, donde veis que puede estar el siguiente paso de Amazon? ¿A que vertical pensáis que se puede dirigir sus esfuerzos?

La entrada Amazon lanza su propia marca de vino: La estrategia comercial del gigante aparece primero en Todostartups.



Fuente: TodoStartups (Amazon lanza su propia marca de vino: La estrategia comercial del gigante).