Los niños y el espíritu emprendedor

El otro día, de camino al colegio tras dos semanas de vacaciones navideñas, mi hijo Javier, de 8 años, se quejaba de tener que ir al colegio.

– Papá y mamá también van al colegio

– ¡Mentira, vais al trabajo!

– Bueno, parecido …

– No, no es lo mismo. Vosotros al menos no tenéis a alguien que os diga qué tenéis que hacer

Creo que se va a llevar una desilusión cuando crezca. A menos que decida ser emprendedor.

Luego me preguntó que qué tenía que hacer yo ese día. Se lo expliqué, adaptando el lenguaje a su edad.

Le expliqué que cuando ellos se acuestan, entonces papá hace los deberes. Que tengo que estudiar mucho y que también me ponen “exámenes sorpresa”. Que intento cada año hacer cosas más complicadas que el anterior, para no “estar repitiendo curso” toda mi vida. Y que paso tanto tiempo delante del ordenador que, cuando llegan las vacaciones, huyo de él.

Creo que prefiere seguir en primaria. Pero quizá, a diferencia de sus padres, sí tenga espíritu emprendedor.

O que sea un visionario del trabajo en equipo, y siga la doctrina de Steve Jobs.

No tiene sentido contratar a personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer.

O quizá sólo sea amor de padre. Quién sabe.

La entrada Los niños y el espíritu emprendedor aparece primero en El Miracielos.



Fuente: El miracielos (Los niños y el espíritu emprendedor).