GaaS: Government as a Service

Government as a ServiceAlgo bastante común en la región es la tendencia que los servicios públicos tienen a inventar la rueda en materias de desarrollo digital.

 

Al analizar el desarrollo digital de nuestros Estados, un elemento muy relevante es la existencia de un conjunto de servicios tecnológicos que son comunes y bastante estándares a toda operación online.  La forma más eficiente para su abordaje debiera ser basado en un diseño e implementación que puedan ser utilizados por más de un Servicio Público, con una lógica de servicios tecnológicos transversales.  Algunos ejemplos de ello son:

 

  • Identificación digital, la mayoría de los servicios online requieren de un mecanismo de identificación robusto. Contar con una plataforma de eID potente le permitiría a los diferentes servicios concentrarse en su quehacer y reducir la cantidad de desarrollos de módulos de autenticación del tipo usuario-clave que andan dando vueltas por ahí.

 

  • Notificaciones electrónicas, la mayoría de los servicios públicos requieren notificar por diversos canales (email, mensajería de texto, otro) a los ciudadanos, para lo cual desarrollan soluciones a medida y/o contratan servicios de terceros.

 

  • Pagos en línea, muchos servicios requieren realizar pagos una vez finalizada la interacción, estos mecanismos deben contar con integraciones a diversos medios de pago (bancos, tarjetas de crédito/debito, paypal y otros).

 

  • Firmado/Sellado electrónico, en muchas interacciones se requiere firmar y/o sellar documentos digitalmente, este también sería un buen candidato a operar con la lógica de servicio compartido.

 

Como estos, existen muchos otros servicios que el Estado debiera abordar con una lógica común.  El Reino Unido a través de su unidad GDS (Government Digital Service) ha dado grandes pasos en esta área, desde su emblemático primer desafío el Gov.uk hasta hoy en la que ofrece una cartera de otros servicios, es una experiencia a mirar.  Estos servicios deben ser pensados con una lógica de fácil integración a plataformas existentes y que su uso sea simple y basado en estándares de la industria, en caso contrario su proceso de adopción será lento y plagado de objeciones.

 

Los Estados debieran avanzar en materia de servicios tecnológicos hacia una lógica de GaaS (Government as a Service), tomado desde los modelos de prestación de servicios en el mundo Cloud.  Los ingleses por su parte lo denominaron GaaP (Government as a Platform), es un modelo que puede significar grandes aumentos de eficiencia a la hora de disponibilizar nuevos servicios online, y que las administraciones públicas se concentren en los elementos específicos de su servicio.

 

Ahora bien, esto requiere romper algunas barreras habituales y trabas que se escuchan con frecuencia, como son:

 

  • mi aplicación es mejor
  • prefiero tener el control de todo el sistema en mi institución
  • se utilizan tecnologías que no forman parte de nuestros estándares

 

Adicionalmente estas plataformas deben pensarse en un modelo de servicios tecnológicos eficiente y pensados para alta demanda, con características de misión crítica, ya que por ejemplo el servicio de eID para el Estado, estamos hablando de muchos millones de transacciones.  Es por ello que el prestador de estos servicios sea en forma directa y/o a través de servicios de terceros, deben desarrollarse con estos atributos.



Fuente: Alejandro Barros (GaaS: Government as a Service).