Una mirada

Últimamente se habla mucho de innovación, hay que innovar si no te quieres quedar atrás. Las grandes organizaciones disponen de departamentos de innovación que están mirando lo que ocurre a su alrededor y centrados en cómo se puede añadir valor. El foco está puesto en el cliente, la competencia, las personas, es el trabajo diario.

Fuente: Xelo Romero

Sin embargo, el mayor tejido empresarial está compuesto por  PYMES, con la misma necesidad de innovar para crecer y aportar valor con el mismo prisma que las grandes organizaciones.

En las pequeñas organizaciones el tiempo y los recursos son limitados “estamos hasta arriba de trabajo y ahora no puedo parar puede ser pan para hoy y hambre para mañana en un entorno en el que todo está cambiando.

Innovar en pequeñas organizaciones pasa por las personas que son la clave, liberan pequeños espacios de tiempo para emprender proyectos de mejora sobre las necesidades de los clientes, funcionamiento de los productos, de los servicios. En algunos casos provoca el análisis del entorno interno: los equipos, las personas, la tecnología, los procesos, entre otras. Estas iniciativas no sólo activan nuevos proyectos que dan lugar a nuevos productos y servicios, también crean nuevas experiencias, conversaciones, motivación e implicación en el cambio.
“La innovación no es cuestión de dinero sino de personas” Steve Jobs 



Fuente: Charo Fresneda (Una mirada).