Los 7 errores que cometes en tu estrategia de email marketing por los que no consigues resultados

Este post forma parte del super vídeo-training gratuito “Cómo multiplicar el resultado de tus campañas de venta sin necesidad de invertir cientos de horas en cursos o contratar a carísimos expertos en email marketing” que empieza dentro de 11 días.  Inscríbete ahora aquí.


Cabreado.

Harto.

Rabioso.

No conseguía ponerme en pie encima de la tabla ni una sola vez.

Así fueron mis comienzos con el surf.

Me sentía frustrado. “¡Maldita tabla!”, gritaba.

Sí, me enfadaba con la tabla. Y el cabreo me duraba el día entero.

Más de una vez tuve la tentación de de tirarla.

Pero la culpa no era de la tabla, sino de mi falta de experiencia y de no conocer la técnica.

¿Qué tiene que ver esto contigo y con el email marketing?

Mucho. Muchísimo.

Porque en el caso del email marketing, el problema no es la herramienta.

La culpa no es del mono ni del no mono. Tampoco de tu supuesta falta de destreza con la tecnología o de que los proveedores de email marketing se hayan aliado con Darth Vader para “complicarlo todo aposta”.

El verdadero motivo por el que tu estrategia de email marketing hace aguas por todos lados es otro.

Y mientras pierdes tiempo quejándote de que tus campañas de venta no venden, sigues tropezando en las mismas piedras una y otra vez.

Como me pasaba a mí con el surf.

Al final, te frustras, te decepcionas y te desencantas.

“¡El email marketing no sirve para nada!”

Mmm… ¿Seguro?

Apuesto a que has caído en alguno (o varios) de los errores más frecuentes que se cometen a la hora de aplicar el email marketing.

¿Lo comprobamos?


7 razones por las que tus emails no tienen ningún efecto en tus suscriptores

1. No tienes una estrategia en absoluto

El email marketing no consiste en enviar correos a lo loco a todos los contactos de tu lista.

Para que sea efectivo, NECESITAS definir antes una estrategia. Y esa estrategia debe incluir, entre otras cosas:

  • Los objetivos que persigues con el email marketing.
  • La frecuencia de publicación del envío de tus correos.
  • Cuadro de mandos para medir resultados y actuar en consecuencia.

Piénsalo un momento.

Si no sabes qué necesitan y esperan de ti tus suscriptores, ¿cómo vas a aportarles valor? ¿Cómo pretendes ayudarles?

Si no defines objetivos, ¿cuál es el fin de los emails que mandas?

Si no eres constante en el envío, ¿de verdad esperas que se acuerden de ti con la cantidad de correos que compiten con los tuyos en la bandeja de entrada?

Esto es solo un aperitivo.

Lo importante es que te quedes con esta idea:

Sin una estrategia eficaz de Email Marketing, tu estrategia de negocio se irá al traste porque no conseguirás vender.

2. Te cuesta transmitir los beneficios de lo que ofreces

Este error es dramático.

Después de trabajar cientos de horas en crear un servicio o curso de un valor extraordinario, cuando llega la hora de la verdad y se lo cuentas a tus suscriptores… ¡nadie lo compra!

Bueno, quizá alguna persona suelta, pero desde luego nada comparado con el éxito que habías imaginado.

¿Por qué?

¿¿Por qué??

¡¡¿Por qué?!!

Porque te has limitado a describir la oferta. Te has centrado en las características y has dejado de lado los beneficios.

Ay, mi joven padawan, es que la gente no compra productos o servicios. La gente compra resultados.

Y para mostrar esos resultados debes hablar de beneficios y del poder transformador.

¿Cómo va a cambiarles la vida? ¿Qué van a conseguir con lo que tú ofreces? Ahí es donde hay que poner el foco.

3. Tus asuntos dejan indiferente a cualquiera

Pequeñito pero matón, como diría mi abuela. Así es el asunto de un email.

Y es verdad.

Menos de 100 caracteres son los responsables de que tu suscriptor haga clic y lea el contenido o lo mande directo a la papelera.

Puedes haber escrito un correo sensacional, pero si el asunto no despierta ningún interés y no se abre… todo el esfuerzo no habrá servido para nada. 

Tus asuntos deben generar la curiosidad suficiente como para querer saber más. Deben dejar la miel en los labios para motivar saber qué les espera al otro lado si hacen clic.

4. Le hablas a la razón y olvidas el corazón

Hola… Bla, bla, bla… Bla, bla, bla… Un abrazo.

Esto es lo que interpretan tus suscriptores cuando abren tus emails.

Has conseguido atravesar el muro del asunto y cuando se encuentran con el cuerpo del correo, ¿qué leen?Un mensaje sin sustancia.

Y fíjate que no hablo de la longitud (aunque procura ser breve, porque los emails largos no se suelen leer hasta el final), sino de palabrería.

No me malinterpretes. Sé que eres un crack en lo tuyo, pero tus emails se dirigen a la razón en lugar de al corazón.

Es decir, falta empatía y persuasión.

A nadie le gusta que le vendan, pero a todos nos gusta comprar.

Si lo piensas hay un matiz de diferencia entre que te vendan y querer comprar. Pues bien, ese matiz es la diferencia entre hablarle a la parte racional o a las emociones.

¿Recuerdas que antes hablamos de transmitir los beneficios, los resultados y el poder transformador?

Para que tus emails tengan éxito, deben conectar con las emociones de los lectores y llegar a esos puntos de dolor de los que se quiere liberar y para los que tu oferta es la solución.

Y esto, ¿cómo se hace?

Aplicando en tus textos técnicas de copywriting y storytelling.

Las historias conectan fácilmente con las emociones y vencen las objeciones de la mente consciente.

5. Eres más veleta que las lealtades en Juego de Tronos

Lo mismo envías 4 correos en una semana que no apareces en la bandeja de entrada en 2 meses.

Así tus suscriptores no saben a qué atenerse contigo. Y, por si no lo sabes, la falta de constancia tiene 2 consecuencias dramáticas:

  • No puedes construir una verdadera relación con tus suscriptores.
  • No generas confianza.

El email marketing tiene algo de matemáticas. En este caso la ecuación es fácil:

Falta de constancia + Falta de confianza + Falta de relación = Ausencia total de ventas

6. Dejas a tus suscriptores sin saber qué hacer

Abren el correo, lo leen hasta el final y… ¿ahora qué?

¡No has dado ninguna indicación de lo que deben hacer a continuación!

Ni un botón, ni un “pincha aquí”, “descubre loquesea”… ¡Nada!

¿Crees que la gente va a dedicar un solo segundo a averiguar qué carajo quieres que hagan o dónde deben ir?

En absoluto.

Un buen email de venta DEBE incluir una llamada a la acción concreta que deje claro cuál es el siguiente paso.

Sin este elemento, tus lectores dejan de leer y se ponen “a otra cosa, mariposa”. La atención y el tiempo se cotizan caros y por no incluir llamadas a la acción desaprovechas tus oportunidades de venta.

7. Te limitas a esperar

Mientras compruebas día a día que tus campañas de email marketing no funcionan, te convences de que es una cuestión de tiempo que los resultados lleguen.

Pero no llegan.

Si estuviéramos en la playa esperando la ola perfecta para subirnos a la tabla de surf, no te digo yo que no hubiera que sentarse a esperar un rato, pero es que ahora no hablamos de surfear, sino de vender.

Y para vender, hay que comprobar datos. Y para comprobar datos, hay que medir.

Pero tú pasas de las estadísticas, no analizas y no detectas los errores a tiempo para reaccionar y hacer los cambios necesarios que cambien la tendencia.

Lo que no se mide no se puede mejorar, así que si no te preocupas por revisar los informes para saber qué respuesta generan tus acciones, ¿cómo vas a conseguir transformar tus resultados? ¿Cómo vas a aumentar la tasa de aperturas? ¿Y la de clics?¿Limitándote a esperar?

Esta no es una estrategia propia de un verdadero jedi.


¿Quieres convertir el email marketing en una estrategia poderosa que impacte en tu cuenta de resultados?

El 7 de noviembre empieza mi super training gratuito de 4 vídeos para que transformes el resultado de tus campañas de venta sin tener que invertir cientos de horas en cursos ni contratar a expertos en email marketing.

En concreto, en el training aprenderás:

  • Las únicas 3 estrategias que necesitas para que tu email marketing te ayude a construir una comunidad enamorada de tus contenidos y a vender.
  • Cómo crear una campaña de venta de alto rendimiento en solo 10 minutos y con el 85% del trabajo hecho (te regalo mis plantillas).
  • Los 8 secretos para conseguir que el email marketing sea eficaz y rentable.

Y, además, te prometo que nos vamos a divertir. ¡Las cosas con una sonrisa se aprenden mejor! 😉

¿Te veo dentro?



Después de apuntarte, cuéntame: ¿cometes estos 7 errores? ¿Quizá alguno que se ha quedado fuera de la lista? Estoy deseando escucharte, así que te espero en los comentarios.

La entrada Los 7 errores que cometes en tu estrategia de email marketing por los que no consigues resultados aparece primero en Javier Barros.



Fuente: Javier Barros (Los 7 errores que cometes en tu estrategia de email marketing por los que no consigues resultados).