Los desafíos de la Comunicación Global

Trabajar en proyectos de ámbito global donde los equipos están localizados a lo largo y ancho del globo terráqueo es del todo normal, hoy. Arrancar un proyecto de estas dimensiones con independencia de las restricciones o la interminable preocupación por el coste, el plazo, etc. exige un plan de comunicación muy estudiado.
File source: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Geokeys.jpgTodo plan de comunicación es transversal al proyecto y debe adaptarse a él. En este caso, su gestión cargada de grandes desafíos, no sólo para el director de proyecto también para los miembros del equipo, ya que la buena disposición, el conocimiento, la comunicación efectiva, dependen en buena parte de saber qué debemos tener en cuenta para que el proyecto sea exitoso.
El estudio de PMI´s Pulse of the Profession in-Depth Report ™, muestra que las comunicaciones constituyen el factor de éxito más crítico en los proyectos, mejorar y gestionar la comunicación eficazmente, es minimizar los riesgos en un proyecto.
Cuando nos referimos a la gestión de un proyecto global con equipos virtuales, son muchas las variables a tener en cuenta; la diversidad global, es uno de los factores de mayor importancia, requiere gestionar diferentes culturas, ya que lo que puede ser una conducta o estilo de comunicación adecuado en una cultura, puede ser completamente inaceptable en otras, incluyendo la comunicación no verbal. Las barreras lingüísticas y el miedo por falta de seguridad pueden impedir comunicar, la falta de planificación en la comunicación “dar por hecho que con un email es suficiente”. Identificar los riesgos en la comunicación, como las interrupciones que se pueden producir sabiendo que el “reloj” del proyecto no se detiene, la falta de análisis de los problemas que pueden surgir entre el equipo, la inexperiencia, la falta de atención,y zonas horarias suponen un gran desafío para la gestión.
La comunicación se basa en centrarse en lo que se quiere comunicar y a quién, con un mensaje y resultado de lo que se espera, y evitar la falta de comunicación o el tan temido comentario “Dice muchas cosas, pero no estoy seguro de lo que quiere en realidad”.

Un director de proyectos pasa entre el 75-80% del tiempo comunicando y normalmente, es el responsable del éxito y fracaso del proyecto. Monitorear las comunicaciones, hacer seguimiento al equipo y su estado de ánimo, dar feedback, etc. son las principales tareas que el director o equipo de dirección de proyecto debe gestionar para mitigar los riesgos que pueden derivar de la comunicación con las personas involucradas.    



Fuente: Charo Fresneda (Los desafíos de la Comunicación Global).