Estilo Liderazgo PATERNALISTA (#224)

De los siete estilos de Liderazgo que nos encontramos en el libro de Liderazgo Avanzado de EUSKALIT hoy toca hablar del estilo de liderazgo PATERNALISTA.

“Conviene aclarar  que los estilo están descritos como ejemplos típicos o “puros”, extremos de los comportamientos observables que representan cada estilo. En realidad, las personas ejercemos el liderazgo con estilos menos radicales y  además, solemos utilizar más de uno, ya que ejercemos un estilo de manera principal pero recurrimos a un estilo alternativo cuando la situacion lo requiere”.

Liderazgo PATERNALISTA

En el libro, en la introducción del estilo paternalista, ya nos avisan de:

“Este estilo puede ser considerado una mejora de estilo autoritario. En el fondo, son lo mismo pero con una diferencia importante: el paternalista se preocupa en cierta forma porque sus colaboradores acepten lo que él quiere que hagan, intenta venderles la idea de que les escucha y valora sus puntos de vista aunque al final ellos tengan que hacer lo que él les dice. Con un juego de de premios y castigos les induce a ser obedientes premiándoles con su protección y aprecio, mientras que los “rebeldes”, aquellos que tienen la franqueza o el atrevimiento de confrontar su manera de pensar, son marginados.”

Al igual que el  estilo de liderazgo AUTORITARIO esta totalmente orientado a los resultados por lo que en la parte de las personas existen muchas deficiencias. Ambos han dominado mucho durante las dos últimas décadas y personalmente prefiero trabajar bajo las ordenes de un jefe AUTORITARIO que de un jefe PATERNALISTA. Al primero se le ve venir por lo que tu actitud con él puede ser muy clara desde el principio, “son lentejas, las comes o las dejas”. Si no tienes otro remedio te toca obedecer, pero lo aconsejable, siempre que sea posible,  es que cuanto antes abandones el equipo o el trabajo. Sin embargo con el segundo,  puede que no te des cuenta de su actitud o peor todavía que la interpretes como cómoda, pero flaco favor te haces estar bajo el efecto protector de “papa”.

En bastantes ocasiones te puedes encontrar a dos “jefes”, uno de estilo AUTORITARIO y otro PATERNALISTA juntos que  han decidido ir de  “poli malo y poli bueno”: que decir que si cada uno por separado tiene su peligro, juntos puede minar totalmente al resto del equipo.  He utilizado intencionadamente la palabra “jefe” porque yo no llego a etiquetar a estas personas como líderes. Mi concepto de liderazgo es algo positivo y ejemplarizante, digno de seguir por lo que estos dos estilos los enmarco dentro del concepto de “jefecillos” muy lejanos al concepto de LIDER.

Por el tipo de sociedad capitalista en la que estamos,  queramos o no, estos dos tipos de estilos de liderazgo son los que más nos vamos a encontrar. Es más mi opinión es que el comportamiento de estos dos estilos son los precursores del estilo OPORTUNISTA (también conocidos como trepas) o el INDIFERENTE ( el pasotilla)  a los que les tocara su turno en próximos post.

Quedemonos con la parte positiva de todo esto; ser consciente de todo esto para mejorar. El método de ir eliminando lo que no queremos o no nos gustaría llegar a ser nos puede ayudar y mucho a mejorar y llegar al estilo de liderazgo AVANZADO que veremos al final.



Fuente: Aranda Consultora (Estilo Liderazgo PATERNALISTA (#224)).